Santa Rosa: TRAS LAS IGLESIAS, EL HORIZONTE EN LLAMAS

06/23/2024

Autor : Al Compás de Antioquia
Identidad de los municipios

Los apelativos son una buena forma para comenzar a desentrañar los secretos de un municipio. Santa Rosa tiene varios; el más fidedigno, quizás, es “Tierra de atardeceres”, a lo que nosotros añadiremos “atardeceres de fuego”. Damos fe de ello, y también sus habitantes, que a cada oportunidad lo mencionan y, para demostrar que no mienten, te muestran orgullosos el archivo fotográfico de su celular que da cuenta de ese amplio historial de puestas de sol retratadas. Así nos damos cuenta de que esa mezcla de amarillos y rojos rabiosos que hacen el amor en el horizonte para fecundar matices, a veces violetas, a veces naranjas, son indudablemente un punto de abrazo en el imaginario santarrosano. No es casualidad entonces que la festividad más emblemática del municipio lleve por nombre “Fiestas del Atardecer”. 

Igual que sus estructuras religiosas, Catedral Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, Capilla del Señor de la Humildad, Capilla de la Sagrada Familia y Basílica Menor Nuestra Señora de las Misericordias, cuyas fachadas son apenas un esbozo de la exquisitez artística que albergan en su interior. Especialmente bello es el de la Sagrada Familia, apodada “La Sixtina”, lienzo sin un solo espacio en blanco que el Maestro Salvador Arango Botero, hijo predilecto del municipio, tardó 10 años en completar (1945-1955).

Santa Rosa es la cuna de personajes tan ilustres como Pedro Justo Berrío, Marco Tobón Mejía, Miguel Ángel Osorio Benítez, mejor conocido como Porfirio Barba Jacob, y el también poeta Darío Jaramillo Agudelo. Y, aunque no nació aquí, pero sí muy cerca, en Don Matías, otro indispensable de la historia reciente del municipio es Miguel Ángel Builes, que durante casi cuarenta y tres años gobernó la Diócesis de Santa Rosa. Personaje controvertido donde los haya, tuvo una postura y lucha acérrima frente a los gobiernos liberales del país y especialmente contra cualquier representación del comunismo. Hombre de firmes convicciones, su figura polémica despierta amores y odios; casi todos reconocen su enorme influencia en el territorio.  

Tierra en su mayoría fría y ganadera, punto clave en la famosa “Ruta de la leche”, el paisaje de tierra fría nos embelesa con una amplia variedad de verdes que se plasman sobre campos usualmente cubiertos de neblina, donde las vacas están siempre presente. Ellas aportan la materia prima para la creación de uno de los productos emblema del municipio, el pandequeso, que no podemos irnos sin probar.

Entradas sugeridas